Ir al contenido principal

Tengo ganas de llorar

Y es que desde que tengo las crisis de ansiedad, si bien es cierto estas han disminuido un poco (un 25% o 30% siendo optimistas) siempre están las sensaciones que me derivan a llorar, llorar quizá para desahogar, llorar para soltar la presión que siento en el pecho, llorar para tratar de sentirme bien. Es un hecho que no le desearía a nada estas horribles sensaciones que se sienten al momento de una crisis de ansiedad, aquella que cuando se le ocurre aparecer, bloquea todo sentido lógico e invade tu mente, en la mayoría de casos, con pensamientos negativos, hasta destructivos y desmotivadores.

Si bien es cierto, llorar puede llegar a ser una terapia de desfogue, algunas veces he llegado a pensar y quizá hasta sentir que derramar lagrimas puede ya no ser reconfortante al 100%, que llorar queda en una sub-capa y que ya no sabes que más hacer para poder sentirte bien; psicológicamente te invaden varias, casi miles de sensaciones, como sensación de ahogo, miedo a desmayarte, miedo a morir o hasta volverse loco, entre las clásicas tembladeras, hormigueos, etc, etc etc.

He optado por (seguir buscando) obtener información que me ayude a mejorar mi concentración, desaparecer mis miedos, algo que ayude a superar mis crisis de ansiedad, que cada que llegan, siento reducirme a mi mas mínima expresión, porque si bien es cierto se que la ansiedad no podrá dañarme ni hacerme daño alguno, en el momento que aparece, no se que hacer, me bloqueo, me lleno de miedo y no se que hacer.

Trato de hacer catarsis cada que me animo a escribir, hoy por ejemplo, mientras trabajaba, comencé a sentirme extraño, ese miedo invasor que te llena de sensaciones que te hacen pensar de que algo te va a pasar y no podrás hacer nada. Lo normal que siempre hago estos casos, es llamar o escribir a mi amiga/psicóloga, la gran Anita Morales, para hablar con ella, hacer catarsis, llorar, tratar de que lo que me dice, pueda calmar mi mente que en ese momento corre a mil por hora.

Dicen que el Mindfulness es una alternativa muy buena para mejorar la atención y concentración de uno mismo, de las sensaciones que aparecen, que pueden ayudar a esquivar los pensamientos negativos que comienzan a llenar mi mente en ese instante; vengo buscando información y practicando el mindfulness, y espero, pronto ayude a mejorar poco a poco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Auxilio, ¡Tengo miedo!

Desde que me dio mi crisis hipertensiva, me inundo un miedo tan profundo que creía que me iba a pasar algo en cualquier momento, que me iba desmayar y que nadie me podía ayudar; las primera semanas eran fatales, solo me ponía a llorar y a creer que lo que me pasaba no tenía solución.
Pasaron más de 3 semanas para tratar y decidir ir en busca de ayuda, porque sentía la necesidad de que alguien me tenía que hablar para sentirme bien y mejor; a la par, busqué información por todos lados, videos, textos, libros de auto ayuda, en fin, un sin numero de opciones que me explicaran porque me sentía así y como podía trabajar en ello, porque créeme, es una sensación tan horrible, que piensas que en cualquier instante te quedas ahí, donde estas.
Ahora asisto a dos alternativas para tratar de descifrar mis miedos, frustraciones, y todo sentimiento que sentía en mi en ese momento, mi primera opción fue terapia de ayuda, a la cual ya vengo asistiendo hace un mes, tambien con ayuda de una amiga, esta s…

¿Sábes que es una crisis de ansiedad, cuales son los síntomas o como se siente?

Hola, se que la mayoría de veces suelo publicar cosas poco cotidianas, quizá sin sentido o un tanto “graciosas” pero es la primera vez que escribiré sobre algo que hace poco más de 3 meses me visitó y que no logre identificar, por que al igual que tu, no sabía que era, como era, ni como se sentía.
Y es que a raíz de un desarreglo a nivel salud (por mera culpa mía), que fue la que me llevó a estar internado casi tres días en emergencias del hospital, la que hizo estallar mi ansiedad debido a demasiada carga emocional que mantenía acumulada en mi; las primeras semanas eran terribles, los ataques de pánico me invadían en cualquier momento, creyendo que algo podía pasarme, que podía morir en cualquier momento y que nadie podría ayudarme, quedando ahí nomas, tendido en el mismo, y siendo directos y crudos, SIN VIDA.
Cuando recién me enteré que sufría de ansiedad con ataques de pánico y todos sus adicionales, lo primero que hice fue buscar información en internet, lo común que uno hace cuando…