Ir al contenido principal

Tengo ganas de llorar

Y es que desde que tengo las crisis de ansiedad, si bien es cierto estas han disminuido un poco (un 25% o 30% siendo optimistas) siempre están las sensaciones que me derivan a llorar, llorar quizá para desahogar, llorar para soltar la presión que siento en el pecho, llorar para tratar de sentirme bien. Es un hecho que no le desearía a nada estas horribles sensaciones que se sienten al momento de una crisis de ansiedad, aquella que cuando se le ocurre aparecer, bloquea todo sentido lógico e invade tu mente, en la mayoría de casos, con pensamientos negativos, hasta destructivos y desmotivadores.

Si bien es cierto, llorar puede llegar a ser una terapia de desfogue, algunas veces he llegado a pensar y quizá hasta sentir que derramar lagrimas puede ya no ser reconfortante al 100%, que llorar queda en una sub-capa y que ya no sabes que más hacer para poder sentirte bien; psicológicamente te invaden varias, casi miles de sensaciones, como sensación de ahogo, miedo a desmayarte, miedo a morir o hasta volverse loco, entre las clásicas tembladeras, hormigueos, etc, etc etc.

He optado por (seguir buscando) obtener información que me ayude a mejorar mi concentración, desaparecer mis miedos, algo que ayude a superar mis crisis de ansiedad, que cada que llegan, siento reducirme a mi mas mínima expresión, porque si bien es cierto se que la ansiedad no podrá dañarme ni hacerme daño alguno, en el momento que aparece, no se que hacer, me bloqueo, me lleno de miedo y no se que hacer.

Trato de hacer catarsis cada que me animo a escribir, hoy por ejemplo, mientras trabajaba, comencé a sentirme extraño, ese miedo invasor que te llena de sensaciones que te hacen pensar de que algo te va a pasar y no podrás hacer nada. Lo normal que siempre hago estos casos, es llamar o escribir a mi amiga/psicóloga, la gran Anita Morales, para hablar con ella, hacer catarsis, llorar, tratar de que lo que me dice, pueda calmar mi mente que en ese momento corre a mil por hora.

Dicen que el Mindfulness es una alternativa muy buena para mejorar la atención y concentración de uno mismo, de las sensaciones que aparecen, que pueden ayudar a esquivar los pensamientos negativos que comienzan a llenar mi mente en ese instante; vengo buscando información y practicando el mindfulness, y espero, pronto ayude a mejorar poco a poco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tu primera vez...

Nos conocimos hace un par de años, creo que si mal no recuerdo fue en febrero, luego que yo regresara de hacer una chamba a la oficina; estabas conversando con un individuo que decía ser mi compañero de trabajo (aun me pregunto que hacías ese día allí, un sábado a las 8 de la noche, una chica con pinta de escolar y con cara de querer jugar).

Ahora que lo recuerdo, nunca nos presentaron, pero nos hicimos amigos, no sé en qué momento y no sé si aun lo seguimos siendo, muchas personas opinaron sobre aquella relación que llegamos a entablar y en muchas ocasiones a estar en desacuerdo; pasamos tardes inolvidables, tirados en el suelo viendo televisión a vista y paciencia de los demás, de los inconformes.

El que nunca nos presentó creo que aun tiene un leve resentimiento hacia ambos, a mi por disque haberte quitado de su lado, y a ti por haber ido tras de mí; la relación entre nosotros funciono casi un año, un año lleno de (en pocas palabras) pendejadas, chupetas, manoseos y tragos de 2 lucas…

Las cosas ya no son simples...

Aun me es difícil poder aceptarlo, aun no puedo creer que ya no estás más a nuestro lado; que nos dejaste para no sufrir. Ahora me pongo a pensar en los buenos y bonitos recuerdos que vivimos juntos, nosotros dos y también junto a Daniela y mi papá.Tu partida nos conmovió de tal manera que no podíamos creerlo, el día anterior te vimos y escuchamos tan bien que es demasiado difícil poder asimilar tu partida; conversando con un amigo, le comentada que a veces me arrepiento de haberme ido de la casa y haber perdido tiempo en poder pasarla junto a ti, hoy y siempre sabes cuán importante eres y serás para mi, aquellos consejos que a veces no los quería escuchar hoy me serán necesarios, me es difícil saber que ya no estarás a mi lado y pasar la noche junto a mí, hablando hasta tarde, contarte parte de mis cosas que me pasan, y tu, recordando aquellos momentos de tu vida, tan buenos y a veces malos para ti; las lagrimas se me caen cada vez que te recuerdo.Ya casi se cumple un mes desde tu pa…

Suele no durar para siempre

En muchas ocasiones suele pasar que nos ilusionamos del alguien o de algo, ha muchos nos ha pasado, quizás hasta al más vivo, tal vez hasta al más zanahoria; es algo inevitable en estos tiempos, pero los golpes por más débiles que sean te enseñan y te hacen cambiar de parecer.

En post anteriores dedique hasta lágrimas injustificadas a una persona que ahora sé que jamás me correspondió, bueno esa es la conclusión que hace un tiempo atrás (al dejar de escribir) pude concebir. Ahora sé que sufrir por alguien no te nos corresponde esta demás, por más que le digas lo que sientes, siempre, pero siempre serás su amigo, aquel amigo al que le contaras tus cosas y que siempre tendrá un consejo para ti cuando lo necesites.

Son cortas las palabras que tengo que escribir ahora, solo era para concluir una historia y un tema que nunca paso y nunca pasará, para bienestar propio y ajeno. Solo tengo que decir,lo que no paso, no paso y punto.

Josek