martes, 3 de enero de 2017

Arrepentido

A veces te has despertado con un nudo en la garganta?, con esa sensación no tan particular de que algo has olvidado hacer? Te levantas con cierto grado de culpa, pasan las horas y sigues sin encontrar respuesta a esa sensación hasta que poco a poco dejas de pensar y lo olvidas por completo.

A veces solemos callar indeterminadas veces, por ejemplo; cuando nos gusta una chica, no sabemos como decírselo, cuando sentimos colera y rabia, tampoco sabemos decírselo a esa persona causante de nuestro mal genio, por solo querer de llevar la fiesta en paz.

Pero... que pasa cuando callamos ante un rencor o un dolor que nos presiona y no nos deja respirar? nos arrepentimos en alguna parte de nuestra historia? sabemos perdonar de verdad y de corazón?

En algún momento nos hemos arrepentido y hemos pedido disculpas; quizás porque de cólera y sin pensar hemos dicho o he algo en venganza, quizá, por querer sentir una paz interior y arreglar los problemas nos sentamos a pensar con cabeza fría y nos damos cuenta del daño que nos ha ocasionado o que hemos ocasionado.

domingo, 26 de julio de 2015

A veces es dificil

Y si, a veces es difícil poder escribir sobre el amor, pero cuando ves una película romántica, y cierta parte de la historia, con la cual crees sentirte identificado, junto a patéticas baladas románticas, de esas que son imposibles no dejar de escuchar, con letras igual de dramáticas, hacen que te des cuenta que en realidad, en cierta parte de nuestras vidas, por no decir en todos los momentos, buenos y malos, tratas de pensar, inconscientemente que todo seria diferente si en uno hubiera el suficiente amor, de esos que te ayudan a superar trabas, de eso que te llenan de consejos, de esos, que con solo cerrar los ojos, generan un alivio particular.

A veces es difícil no pensar en personas que en determinado momento, fueron importantes para uno, por no decir, quizás, alguien de tu familia, personas que compartieron parte de sus vidas en ser guías para uno, que también estuvieron junto a ti en momentos difíciles de digerir, cuando crees sentir que el mundo y las personas, solo suelen darte la espalda, cuando a veces, ni las lagrimas mas profundas pueden calmar esa impotente necesitad de mandar todo por el drenaje, de romper cosas, de gritar, de golpear con el puño mas fuerte las cuatro paredes que te rodean, donde solo quizás, el tiempo y algo mas, ayude a menguar aquella necesidad.

A veces es difícil tratar de esbozar una sonrisa, por mas que exista el momento mas sublime y feliz en nuestra vida, por mas que tratemos de hacer nuestro mejor esfuerzo, por mas que tratemos de mil y un maneras, a veces, solo resulta imposible poder hacerlo o lograrlo. 

A veces es difícil evitar escribir, pero cuando tienes la imperiosa necesitad de hacerlo, con el único fin de desahogarte, las palabras suelen fluir de una manera que te sorprendes de ti mismo; alguna ves leí en un blogg que "el cielo necesita escribir" pero no es el quien nos inspira frases o párrafos, son nuestras propias situaciones cotidianas las que nos condenan a sentarte al borde de la cama, respirar profundo, y escribir, y escribir y escribir.

martes, 23 de marzo de 2010

Tu Fotografía

Ayer he visto cientos de fotos, aquellas que me recordaron los buenos momentos de mi vida, los buenos momentos que pasamos juntos, los momentos que quedarán impresos en un papel fotográfico, pero que cada una de ellas hablan por sí solas, expresando diversos sentimientos, contando diversas historias.



Hace un tiempo atrás, Gianmarco compuso una canción para su padre, -que la canta Gloria Estefan- en la que cuenta cuan valiosa pueda ser la foto de aquella persona que quieres, pero que por cosas del destino, tuvo que partir de nuestro lado, está canción dice por si sola muchas cosas ciertas, cuenta muchas experiencias.


Hace ya casi un año que nos dejaste, que te fuiste de nuestro lado, sin pedir permiso a nadie, sin deberle nada a nadie, hace un año que te fuiste má, y aún me es difícil poder asimilar aquella partida; aquella noche fría, que recordarla me da temor.


Cuando vi tus fotos, me hicieron recordar los buenos momentos, y fue difícil impedir que una lágrima caiga por mi rostro, una lágrima llena de recuerdos e historias, una lágrima aún llena de tristeza. Cuan buenas eran aquellas noches en las que conversábamos sobre lo que paso, y sobre lo que nunca pasará, sobre nuestras propias historias, y sobre las que aun tengo una gran incógnita de su final.


Hace un año que me es difícil ver una foto tuya y recordar las cosas buenas, los buenos momentos, las buenas anécdotas y las buenas historias. Ahora que se llorar también es de hombres, soltar unas lágrimas me ayudan a botar todos mis sentimientos encontrados, a asumir mis propios retos sin miedo a arrepentirme, a decir basta ya.


Esa foto tuya me trae recuerdos, aquellos recuerdos que quedarán guardados en un lugar especial dentro de mí, en mi corazón.


martes, 15 de diciembre de 2009

¿Dulce Navidad?

Las navidades podrán seguir siendo las mismas, las noches seguirán siendo brillantes y coloridas, las cenas abundantes, los regalos grandes y pequeños, pero las mías ya no serán así; desde que te fuiste todo ha perdido color y alegría, todo ha comenzado a ser simple como siempre.
En mi memoria aún quedan los buenos recuerdos de aquellas navidades, en donde todo juntos la pasábamos tan bien, en la que verdaderamente si podíamos estar juntos y felices; en mi memoria quedan los recuerdos de aquellas noches alegres en las que te abrazaba y te decía lo mucho que te quiero, en la que te besaba y en la que juntos llorábamos de alegría.
Ya todo ha cambiado, no sé si para bien o para mal, pero ha cambiado, ahora te extrañaremos más que nunca, recordándote los tres; ya no seremos nunca mas los cuatro y aún no logro comprender porque... no sé en que momento paso todo esto, no sé ciencia cierta porque tuvo que pasar.
Todo a mi alrededor se ha vuelto blanco y negro, ha perdido su color original, ha perdido su alegría habitual.
No sé si algún día el color y la alegría volverán a su estado original, no sé si algún día las navidades volverán a ser como antes... lo único que se es que este año, no podrá ser una Dulce Navidad.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Y mi memoria te recuerda…

No estoy en mi etapa “emo” pero he querido hacer un recordarías (como decía mi profesora de Literatura) aquellas personas que pasaron aunque sea un minuto de mi vida y que quiera o no llegaron ser una parte elemental e importante.

Haciendo una introspección, la primera persona que pudo hacer que me desconectara del mundo fue una chica que conocí en el colegio, bueno en realidad dos; la primera logro que no dejara de lado aquella indecisión que hoy creo que me marca mucho, aquella a la que me atreví a visitar en un estado medio de embriaguez, pero del cual no podía dejar de pasar desapercibido, aunque por ella tuve que movilizarme muchos minutos de donde me encontraba, para decir que es lo que sentía y que es lo que pretendía, es mas recuerdo que era en el tiempo en el que me encontraba ya fuera del colegio, no duro mucho, pero en realidad fue bueno, a veces cuando el destino te dice que algo debe terminar, es porque algo de razón debe de tener.

Una chica por lo que me atreví a dejar todo de lado, sin pensarlo dos veces, fue aquella persona que conocí una tarde de agosto del 2004; una chica con un rostro súper angelical que no era de acá, llego de un programa de intercambio de EE.UU. por unos meses; nuestra gran compatibilidad nos hizo pasar buenos momentos, aquellas que guardo en el baúl de los buenos recuerdos, a los pocos meses ella tuvo que regresar por unos problemas, es mas creo que hasta se caso, pero perdimos contacto, hace mucho que no se de ella.

En fin… creo que es lo más resaltante que he podido rescatar de mi mente, historias que en su momento dejaron una huella en mí, historias que cambiaron algo en mí, que me llenaron de alegrías y también de tristezas, de las cuales aprendí algo que no me arrepiento.

By Josek

jueves, 7 de mayo de 2009

Las cosas ya no son simples...

Aun me es difícil poder aceptarlo, aun no puedo creer que ya no estás más a nuestro lado; que nos dejaste para no sufrir. Ahora me pongo a pensar en los buenos y bonitos recuerdos que vivimos juntos, nosotros dos y también junto a Daniela y mi papá.

Tu partida nos conmovió de tal manera que no podíamos creerlo, el día anterior te vimos y escuchamos tan bien que es demasiado difícil poder asimilar tu partida; conversando con un amigo, le comentada que a veces me arrepiento de haberme ido de la casa y haber perdido tiempo en poder pasarla junto a ti, hoy y siempre sabes cuán importante eres y serás para mi, aquellos consejos que a veces no los quería escuchar hoy me serán necesarios, me es difícil saber que ya no estarás a mi lado y pasar la noche junto a mí, hablando hasta tarde, contarte parte de mis cosas que me pasan, y tu, recordando aquellos momentos de tu vida, tan buenos y a veces malos para ti; las lagrimas se me caen cada vez que te recuerdo.

Ya casi se cumple un mes desde tu partida, cosa que no lo puedo creer, ¿qué rápido se pasa el tiempo no?, cada vez que recuerdo aquella tarde, en la que me puse mal y a llorar viendo en un estado en el que jamás pensé verte se me escarapela el cuerpo, pero luego me reconforto, porque deje a un lado el temor y los nervios para darte fuerzas, aquellas que jamás pude dar a alguien, pero en ese momento, tú eras quien más lo merecía.

Los momentos felices de mi infancia junto a mí llegan a cada rato a mi mente, momentos que me hubiesen encantado se vuelan a repetir, momentos en la que reíamos a cada instante, jugando y divirtiéndonos.

Un gran vacío dejaste en cada uno de los que te queríamos, vacio irremplazable, que solo se llenará por lo buenos momentos. Siempre, pero siempre, estarás en mi memoria, a cada instante, recordándote, y sé que tu, desde el cielo nos estas cuidando a toda hora.

Mi chola querida, en mi mente y mi corazón, por siempre estarás.

Te amo ma!!